VÍDEO DE LA MEJOR SEMANA SANTA VIVIENTE DEL MUNDO

ESCENA DE LA CRUCIFIXIÓN "CUEVEÑA"

ESCENA DE LA CRUCIFIXIÓN "CUEVEÑA"

SANTA MUJERES Y AMIGOS DE JESÚS

SANTA MUJERES Y AMIGOS DE JESÚS

RECUPERACIÓN OFICIOS PERDIDOS

RECUPERACIÓN OFICIOS PERDIDOS

NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE EN CANAL SUR TV

SELECCIÓN DE FOTOS DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO "CUEVEÑO"

domingo, 15 de julio de 2012

LA CRUCIFIXIÓN

SOBRE UN MADERO GRANDE



El día de Viernes Santo/ teñido está de amapolas,
/pena y dolor se derraman,/ sentimientos por la lomas.

Perfumada de incienso,/ se estremece ya la tarde,/
 con gritos de silencio,/ que ya no escucha nadie,/ 
viendo a Jesús padeciendo/sobre un madero grande.

 Tres cruces se levantan/ alzándose en el paisaje,/ 
entre olivares y viñedos/ la del centro sobresale.


María se encuentra muy sola/ al pie de la cruz, con sigilo,/ acaba de subir por la loma/ abrazada está a su Hijo.

                           
El drama llega a su fin,/ con el Cristo ejecutado,/ 
hacia el ocaso del día,/ entre ladrones sepultado,/ 
por unos soldados romanos/ su cuerpo está custodiado.

  
PASIÓN POR CUEVAS

Fue en el estío de mil novecientos sesenta. Hace ya cuarenta y nueve años, nada más y nada menos. Recuerdo con gran cariño aquel lejano día, escondido en el fondo de mi memoria con una huella imborrable y ahora, por lo tanto, lo recupero fácilmente con toda nitidez y frescura.

Tenía, yo, entonces…once infantiles y deliciosos años, cuando mis retinas se impregnaron de bellas e indelebles imágenes cueveñas. Aquellos crepúsculos bordados de estrellas e impregnados de preciosos colores, dibujados mágicamente en el horizonte lejano del firmamento; el insultante e insoportable canto de la chicharras día y noche, escondidas por doquier; el cansino, monótono e interminable ir y venir de la barcina con un sol de justicia, tórrido y asfixiante; las ligas con vino peleón, garbanzos tostaos y bacalao, en la puerta de Blánquez; la Cañá de San Isidro plena de mieses y de trillas; el molestísimo e insoportable polvo de las parvas que se colaba en los hogares y el cuerpo, por todos sitios; aquellas “gentes güenas” que nos sembraron sus vidas de futuro, -hoy bisabuelos, abuelos y padres nuestros- muchísimos ya desaparecidos…

Fueron días que dejaron en mi una huella imperecedera e imborrable. Poco después, mi familia se estableció aquí y yo con ellos. Ahora mis abuelos, mis padres y mi hermano descansan para siempre en esta bendita tierra nuestra. Y así comenzó mi pasión por Cuevas.

Desde entonces, como todos sabéis, la vida ha cambiado en muchos aspectos, como en todos sitios supongo yo. Pero el año 2001  fue diferente en Cuevas del Campo.

Hoy, en este principio de siglo, nuestro pueblo se convierte, por unos días, en la Jerusalén del pasado, alcanzando ser la primera población de toda Andalucía que consigue llegar, después de estos años a la cima casi inexpugnable de la popularidad, siendo la admiración de miles de personas que viven, junto a nosotros o a miles de kilómetros, con EL DRAMA DE PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN. La Semana Santa Viviente de nuestra localidad, con la participación de más de seiscientos cueveños anónimos, actores, actrices, figurantes, técnicos y colaboradores aficionados. Catorce intensos años de trabajo ha pasado ya, preñados de esfuerzo, ilusión y sacrificio; trabajando unidos todos, cada uno en su grupo, con un único objetivo: promocionar nuestra localidad, a la Semana Santa y el Altiplano de Granada. ¡Y a fe que lo hemos conseguido ante el asombro de todos.

Los talleres de costura, sin contar prácticamente con medios materiales ni dinero. Un grupo maravilloso de sacrificadas mujeres consiguió elaborar y confeccionar, con imaginación, un vestuario fielmente parecido al de hace dos mil años, echando muchas veces mano de cortinas, colchas y, otras veces, rastreando todos los mercadillos de los alrededores para poder dar con las telas más adecuadas para cada tipo de personaje, consiguiendo como publicó ABC en su día: “un vestuario brillante”.

Los equipos técnicos, un verdadero trabajo de titanes, sacando tiempo, milagrosamente, de donde no lo había. Fue increíble su labor pues todo está siempre a tiempo en su momento justo. Un trabajo digno de elogio. Solucionando, paso a paso, todos los problemas que han surgido con gran profesionalidad.

El equipo de sonido situa cada año, estratégicamente y con perfección sus equipos en tres puntos diferentes del recorrido de la Pasión, para poder llevar con la mayor calidad y nitidez la música a las diferentes escenas, sin que nadie ni nada se prive de unos momentos musicales únicos y espectaculares en muchos momentos.

¿Y las actrices, actores, figurantes y la banda de tambores? Impresionantes todos, se integraron rápidamente en un único y verdadero equipo de interpretación. Consiguieron, entre todos, lo que nadie imaginó, lo que nadie esperaba, transportando, levantando e izando el nombre de CUEVAS DEL CAMPO hasta la cúspide de la popularidad de todo el Estado y de la U.E, justo en el momento preciso; creando y transmitiendo también maravillosos sentimientos de una profundidad y belleza humana increíbles que más de un espectador visitante envidia, por un momento, ser uno de nosotros; hasta tal punto -pienso yo- que el pasado cultural de nuestro pueblo terminó ese primer Viernes Santo y nuestro futuro se inició también ese día en la cueva de Parejo de publicidad y respeto para todos.

El equipo de dirección, siempre, lo tuvimos mucho más fácil gracias al entusiasmo, a la adaptación e integración de todos esos cueveños dispuestos a darlo todo a cambio de nada. Así se bordó una escenografía espléndida y riquísima, enriquecida notablemente con un vestuario bellísimo, una banda sonora impresionante y unos escenarios naturales de increíble belleza, que deslumbraron no sólo a todos nuestros visitantes sino también a muchos cueveños que no creían lo que estaban viendo.

Gracias de corazón a todos estos equipos de trabajo, porque unidos entre todos, hemos hecho emocionarse, llorar, sufrir y profundizar también ¿por qué no? en esos personajes vivientes de nuestra Pasión, haciéndolos más humanos y cercanos para todos. No destaco a nadie –a pesar de que todas sus actuaciones y trabajos que bordan la perfección cada año, porque lo más importante de todo es la auténtica unión de todo un pueblo trabajando en un proyecto impresionante difícil de imitar, desde niños de corta edad -meses sólamente- hasta abuelos y bisabuelos que hace años tocan ya los noventa.

La Semana Santa Viviente de Cuevas del Campo pretendió ser, ese día trece de abril del primer año de actuaciones (2001), uno de los eventos teatrales, culturales, religiosos y populares más importantes y representativos en su género, no sólo de nuestro entorno sino de toda España. Y estoy seguro que lo hemos conseguido, por eso todo este proyecto ya forma parte de nuestras vidas, de nuestra cultura y de nuestra historia. Prueba de ello es la declaración de FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL DE ANDALUCÍA, además de otros premios y galardones.

Gracias a cuantos nos habéis ayudado a conseguirlo y hacerlo posible, porque en el fondo, creo yo, que no hemos defraudado a nadie.

Permitirme, finalmente, una pequeña anécdota muy personal. Una vez finalizada la representación del primer año, tuve la suerte de ser el primero, como director, en subir a la loma para abrazar y felicitar a nuestros actores. Desde allí disfruté de un espectáculo impresionante; a mi alrededor, miles y miles de personas situadas, estratégicamente, en todos los rincones de Cantarranas y San Isidro. Me impresionó tanto que sin darme cuenta me apoyé en la cruz del Cristo crucificado; miré el horizonte y me emocioné profundamente. ¡Dios mío, cuánto quiero a este pueblo! ¡Cuánto quiero a esta gente!
Ya si es verdad que podéis hacer la Semana Santa Viviente sin mi pero yo no podría hacerla sin vosotros.
A todos un abrazo muy fuerte.
JESÚS ES CLAVADO AL MADERO

A GOLPE DE MARTÍLLO

ELEVACIÓN DE LA CRUZ POR LOS ROMANOS

MUERTE DEL NAZARENO

Fotos: Víctor A. Martínez de la Torre
Textos: Antonio V. Martínez

3 comentarios:

PROSERPINA dijo...

¡Que realisno le imprImes a la fotografia! Estas imágrnes te trasladan al lugar de la PASIÓN DE CRISTO, son suficientesa para vivirla.

Me emociona la visión de los personajes y la precisión de los hechos.

Un abrazo Proserpina

María Ayala dijo...

Hola, estuve ausente por largos días, hoy me di un tiempo para visitar a mis amigos, y aquí estoy en tu blog el que iré leyendo y admirando poco a poco.

Fotografía excelente, y por lo que leí, intuyo que la actuación magistral.

Saludos

María

FLORISTERIA LA PLAZA dijo...

Impresiona mucho, mucho de verdad. Las fotos son buenisimas y el texto mas. Un saludo desde Asturias.