VÍDEO DE LA MEJOR SEMANA SANTA VIVIENTE DEL MUNDO

ESCENA DE LA CRUCIFIXIÓN "CUEVEÑA"

ESCENA DE LA CRUCIFIXIÓN "CUEVEÑA"

SANTA MUJERES Y AMIGOS DE JESÚS

SANTA MUJERES Y AMIGOS DE JESÚS

RECUPERACIÓN OFICIOS PERDIDOS

RECUPERACIÓN OFICIOS PERDIDOS

NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE EN CANAL SUR TV

SELECCIÓN DE FOTOS DE NUESTRA SEMANA SANTA VIVIENTE

ORIGEN DE MIS VISITAS

CALENDARIO "CUEVEÑO"

lunes, 12 de marzo de 2012

DRAMA DE PASIÓN


LA PASIÓN SEGÚN CUEVAS
DEL CAMPO


MÁS DE SEISCIENTOS VECINOS DE CUEVAS DEL CAMPO, UN PEQUEÑO PUEBLO ESCONDIDO EN EL ALTIPLANO GRANADINO, RECREAN LA BÍBLICA JERUSALÉN CON UNA FIDEDIGNA Y HUMANA REPRESENTACIÓN DE LA PASIÓN, MUERTE Y RESURRECCIÓN DE JESUCRISTO SEGÚN SAN MATEO.


EL GOBERNADOR PONCIO PILATO

EL SUMO SACERDOTE CAIFÁS

GRUPO DE HEBREOS EN EL PRETORIO

JUICIO DE PILATO

LA PASIÓN SEGÚN CUEVAS DEL CAMPO


“Soy ateo, pero he llorado al paso del Cristo”. Semana Santa Viviente en Cuevas del Campo. Cinco de la tarde. Carlos, carpintero de profesión, recorre el camino al Calvario con la pesada cruz que él mismo ha fabricado; talló una más ligera, pero el director de la representación no ha permitido licencias. Tampoco a su corona le faltan espinas, ni es compasivo el látigo al que es sometido tras ser condenado por Pilato a la crucifixión. Ni siquiera es ficticia la media hora que permanece “clavado”, desnudo y tambaleándose en la cruz de dos metros levantada en el Gólgota cueveño.
Silencio sepulcral en Cuevas del Campo. El desconsolado y conmovedor llanto de María acompaña al estremecedor caminar de Cristo hacia el Calvario. María Dolores, agente de seguros y madre de tres niños, se emociona con sólo pensar en su papel. Al igual que el resto de participantes, no tiene experiencia alguna como actriz. Pero no importa: “Sólo tienes que sentirte madre; si eres madre es imposible que no sufras, que no sientas, que no llores...”
La escena de María subiendo a la Loma del Parejo donde están plantadas las tres cruces, arrastrándose y con la potente voz de Alfredo Kraus cantando la romanza de la Dolorosa, es uno de los momentos más conmovedores de la Pasión. En la empinada subida, las caídas de María son continuas: unas veces, exigidas por el guión y, otras -como recuerdan los vecinos-, inevitables por la dificultad del terreno. Una vez más, el escenario natural juega a favor de la realista dramaturgia buscada por su director.
Otras de las estampas más emotivas de la Semana Santa Viviente de Cuevas del Campo es la Segunda Caída, cuando La Verónica logra eludir a los soldados romanos que la sujetan fuertemente y se acerca al Nazareno para secarle el sudor y la sangre. Esta impresionante escena, realzada con el Ave Verum Corpus de Mozart, provoca las lágrimas de miles de personas que contemplan la Pasión: de católicos y ateos, visitantes y turistas y hasta de los propios figurantes que recrean al pueblo judío. Paradójicamente, al mismo tiempo que vociferan e insultan a Jesucristo, caen lágrimas sobre sus rostros, desencajados y compungidos por el dolor.
Más de seiscientos actores, actrices, figurantes, técnicos y colaboradores aficionados de Cuevas del Campo participan de forma activa en esta sentida representación, una pasión viviente que se ha convertido en sólo ocho años en estandarte de promoción de un pueblo oculto en el semidesértico paisaje del Altiplano granadino. Desde la puesta en marcha del proyecto, un 1 de enero de 1.996 –así lo recuerdan vívidamente todos los vecinos-, unas 25.000 personas se han acercado ya a Cuevas del Campo para contemplar su Semana Santa Viviente. No en vano es el único drama que de estas características se representa en toda España, tal y como enfatiza el director de la representación, Antonio Víctor Martínez Cruz.
Jesucristo, María y las Santas Mujeres, La Verónica, Poncio Pilato, el sacerdote Caifás, los senadores romanos, el Cirineo, Barrabás y los dos ladrones, José de Arimatea, Nicodemo, decenas de centuriones romanos y cientos de figurantes que representan al pueblo judío. En el drama de hora y media proyectado por Antonio V. Martínez no falta un detalle. Aunque comenzó -y sigue- con escaso presupuesto y con la desconfianza de todos los participantes, incluidos los protagonistas. Hoy, todos rememoran cómo hasta el primer ensayo general nadie creyó que aquellas escenas desenlazadas “concluyeran en algo tan grande”.
PALESTINA A MARRUECOS
La escenografía y la dramaturgia se han ido mejorando, aunque el vestuario y el “atrezzo” mantienen aún el tono humilde que marcó el nacimiento de la representación. Un grupo de mujeres del pueblo asumió el diseño de los trajes siguiendo unos modelos que el director consiguió hacer traer de Palestina, Turquía y Marruecos. Sin presupuesto, la imaginación se convierte en la gran aliada: los primeros trajes se crearon con tejidos de colchas, cortinas viejas y retales rebuscados en los mercadillos de la zona. El grupo de costureras hizo los patrones y, con una aportación de mil pesetas, las mujeres del pueblo se llevaron las telas a casa para confeccionar los vestidos de sus respectivas familias.
El director quiere que la escenificación sea completamente fiel a la Pasión narrada por San Mateo en su Evangelio y que “traslade” a la Jerusalén de hace dos mil años. De ahí su empeño por recrear al máximo todos los detalles, tanto en “atrezzo” como en costumbres, comportamientos y paisajes. Sobre este último punto, reconoce que cuenta con un escenario excepcional, porque hasta la parroquia del pueblo, la Iglesia de San Isidro Labrador, “es la única en España” que posee una arquitectura adecuada para ser utilizada de Pretorio y albergar la escenificación del juicio a Cristo. En una terraza exterior, Poncio Pilato se lava las manos, absuelve a Barrabás y condena a Jesucristo a morir en la cruz ante las exigencias del pueblo judío, que vocifera y exige la condena del Nazareno desde la plazoleta de la iglesia.
Paco, un profesor del pueblo que representa el papel del sacerdote Caifás, muestra las fotos de la primera escenificación mientras corrobora cómo se ha ido mejorando el vestuario o la decoración. Hasta a los cascos de los romanos han aplicado los cueveños la imaginación. Como no tenían presupuesto para “cascos de verdad”, decidieron “pegar” tres o cuatro de plástico -de los que se utilizan en carnaval- para aumentar el peso y evitar que se volaran. “Si no te fijas mucho, ni se nota...” En realidad, si no nos fijamos demasiado, tampoco advertiríamos, por ejemplo, que las lanzas del ejército son barras de hierro bien punteadas, de esas que utilizan en los andamios de las obras.
Son soluciones de emergencia para lograr un objetivo loable: montar con escasos medios una representación que está convocando a miles de visitantes a Cuevas del Campo y, lo que el director considera más importante, que ha unido a todo el pueblo. “Habrá dramas mejores o peores, pero ninguno como el nuestro. Todavía recuerdo a un vecino que se acercó a mí al finalizar la representación y me aseguró que no había podido evitar llorar, aunque ni siquiera lo había hecho cuando murió su padre. Muchas otras personas me han dicho: “Soy ateo, pero he llorado al paso del Crist
UN UTÓPICO PROYECTO
Antonio se retrotrae ocho años atrás para recordar el nacimiento de esta “utópica” Semana Viviente para Cuevas del Campo y cómo estuvo a punto de abandonarla por el rechazo y la incredulidad de todos. “Dediqué muchos años a este proyecto. Pasé años observando a los personajes y contemplé más de veinte pasiones de toda España, Francia e Italia buscando algo especial y diferente para Cuevas del Campo”.
Tras cuatro años “vendiendo” sin éxito la iniciativa, el director del Drama asegura que fue el equipo humano de la Cofradía de Nuestra Señora de los Dolores quien hizo posible su sueño, una Pasión Viviente en la que ahora también participa el Ayuntamiento de Cuevas del Campo, la Parroquia San Isidro Labrador y la Diputación de Granada, que ya ha mostrado su intención de apoyar al pueblo en todo lo posible.
La idea de Antonio es ir potenciando año tras año la escenografía, la dramaturgia y la carga emotiva del Drama. El propio proyecto musical, con obras como el Ave Verum Corpus de Mozart o el Réquiem de Brahms, es un reflejo de este interés, al igual que la ampliación de la escenificación de este año con la instalación de un mercado romano y la representación de la Entrada Triunfal de Jesucristo.

Magdalena Trillo

PARA VIVIR ANDALUCÍA (Sevilla)

¡QUÉ SEA CRUCIFICADO...!

BARRABÁS

EL PUEBLO JUDÍO EN EL PRETORIO

ESCENA BELLÍSIMA DE LA PIEDAD

NIÑA HEBREA

AMBIENTACIÓN DE LA JERUSALÉN CUEVEÑA

Fotografías: Víctor A. Martínez

2 comentarios:

Isabel Romana dijo...

La descripción que haces de esta representación ya resulta conmovedora. Creo que el colocarnos en la piel de otras personas nos remueve muchas cosas en nuestro interior, no me cuesta nada imaginar cómo viven esta recreación los actores y los visitantes. Te felicito por una labor tan buena. Saludos cordiales.

Anónimo dijo...

Pude apreciar las imagenes, no las actuaciones de los personajes principales.Le envio mi respeto y felicitaciones por se bello Via Crucis viviente. Yo tambièn lo hago durante 26 años en Guarenas Estado Miranda Venezuela. A mi particularmente le manifiesto que me cuesta hacerlo. POr que las autoridades copetentes del Gobierno de Venezuela no me brindan su apoyo. Gracias a un publo mantengo la tradiciòn. Si desean ver algunos videos. Coloquen Via crucis en Guarenas Richard Montenegro 2010. Gracias. Felicidades. Que este año sea de bendiciones para quienes amamos a Jesuscristo. Amen. Eduardo Espinoza. Director del Grupo de Teatro Infantil Armando Urbina.